jueves, 6 de octubre de 2011

Decidí guardar tus caricias en un frasco de cristal.

Echo de menos esa cara de tonta que solía poner cada vez que me hablabas. Echo de menos la sonrisa que aparecía en mi cara cuando me decías "Te quiero".
Pero sobre todo añoro:
Los abrazos inesperados acompañados de caricias.
Esas miradas tan intensas que conseguían dejarme sin habla.
Nuestras manos convertidas en una, con los dedos entrelazados.
Los besos tan dulces que me robabas.
Tu cuerpo junto al mío...

lunes, 12 de septiembre de 2011

Sueños.

Llevo años soñando con este momento. A los 11 años cualquier niña piensa en la típica frase: "Yo de mayor quiero ser...", confiando en que realmente lleguen a convertirse en aquello con lo que sueñan. Yo, al igual que ellas soñaba con ser veterinaria o quizás detective (lo sé, suena bastante cómico). Pero a diferencia de todas ellas, soñaba con algo diferente. Una amiga mía y yo decidimos que, cuando fuésemos mayores, viviríamos juntas en Madrid.
Muchos de vosotros pensaréis que se trata de una simple tontería de niños como otra cualquiera, una pequeña ilusión de esas que se tienen cuando ansiamos crecer. Pero este caso es diferente.
Me considero una de esas personas que necesitan probar cosas nuevas, romper con la rutina, cambiar de aires...
Llevo 21 años viviendo en San Sebastián, lo que para mí ha sido más que suficiente. Hace tres años, cuando creía que no podría aguantar más tiempo viviendo allí, en mi universidad me informaron de que contaba con la posibilidad de completar mi diplomatura estudiando dos años más en Madrid, para obtener una licenciatura. Hasta entonces, mi futuro a largo plazo había sido oscuro, pues no sabía lo que me deparaba. Sin embargo, esas palabras iluminaron inmediátamente mi vida, haciendo que mi futuro a corto plazo fuese algo que recibiría con los brazos abiertos.
Por fin han pasado esos tres años y, finalmente mi sueño se ha cumplido. Llevo una semana viviendo en Madrid, con las que considero mis dos mejores amigas y también compañeras de clase. Y, tras estos 7 días sólo puedo decir lo siguiente: Estoy enamorada de MADRID.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Take me out tonight. Where there's music and there's people and they're young and alive. Driving in your car I never want to go home because I haven't got one anymore. Take me out tonight. Take me anywhere, I don't care, I don't care, I don't care.
And if a ten-ton truck kills the both of us to die by your side. Well, the pleasure-the privilege is mine.

martes, 23 de agosto de 2011

Luke, titubeante, movió el brazo hacia mí; fue un movimiento mínimo, pero de pronto, como si nos hubieran disparado con un cañón, nos abrazamos con fuerza. Luke apretaba las piernas contra las mías, me rodeaba la espalda con los brazos, y yo tenía la cara pegada a su cuello y aspiraba su aroma por última vez. Deseé que aquel abrazo no terminara nunca. Entonces me aparté de él y corrí adentro, sin volverme para mirarlo.

lunes, 22 de agosto de 2011

No soporto a la gente que actúa de forma maleducada ante personas que se comportan de forma correcta.
Ayer, mientras viajaba en un autobús urbano, presencié una vez más una escena bastante habitual. Un grupo de madres (de unos cuarenta años) y sus respectivas hijas (entre diez y catorce años) mantenían una conversación en un tono bastante elevado, haciendo que el resto de pasajeros pudiésemos escucharla sin ningún tipo de problema. Una mujer, un tanto molesta por no poder disfrutar de un recorrido tranquilo, les pidió educadamente que bajasen el tono de voz. Desgraciadamente esta mujer obtuvo una respuesta bastante desagradable por parte de una de las integrantes del grupo que mantenían la conversación. Esta última, muy descarada, maleducada y bulgar, le dijo que si le molestaba, se cambiase de asiento, o que no escuchase. A lo que yo inevitablemente no pude evitar poner mala cara.
La verdad es que podría haberle mostrado mi apoyo y al igual que ella, haberles dicho que estaban molestando. Pero quise evitar todo problema con ese tipo de gente, además de no tener ganas de discutir con nadie, ya que tampoco me llevaría a ningún lugar, pues ese tipo de personas no tienen modales y sólo saben burlarse de los demás, como alguna de ellas hizo en cierta ocasión.
Por último, sólo me queda decir que, tras vivir esa situación, lo primero que pensé fue el pésimo ejemplo que daban esas madres a sus hijas, comportándose como lo habían hecho. No respetando a los demás, actuando de una forma inadecuada en un lugar público, y burlándose de alguien que pidió un poco de tranquilidad de forma amable. No hay derecho.

viernes, 12 de agosto de 2011

Un frío helador.


Puedo oler el frío desde mi ventana. Cristales empañados, gente cubierta con abrigos, pies encerrados en botas que caminan sobre el asfalto. Hoy no es uno de esos días en los que algún que otro paraguas se deje ver. Apoyada en el radiador, siento un cálido abrazo que me hace sentir protegida. De repente, un escalofrío recorre mi cuerpo, haciendo que esa sensación de tranquilidad se desvanezca.

Me gusta sentir el frío en la cara. Si por mí fuera, podría pasearme tranquilamente por la calle con tan sólo un abrigo de pelo sintético y la ropa interior, ni si quiera llevaría zapatos, estaría completamente descalza.




jueves, 4 de agosto de 2011

Nunca te olvidaré.

Un día, un amigo muy especial me hizo la siguiente reflexión: "¿Por qué cuesta tanto, y es imposible, olvidarse de alguien a quien quieres?"
Pues bien, he aquí mi opinión:
Hay momentos en la vida en los que, como por arte de magia, aparecen personas increíbles. Algunas de ellas adoptan forma de amistad, otras con el tiempo se convierten en simples conocidos, y con otras quizás acabes manteniendo una relación mucho más estrecha, como un noviazgo.
Desde mi punto de vista, las personas que foman parte en nuestra vida, ya sea de forma instantanea o duradera, pueden clasificarse en: personas increíbles y personas corrientes.
La diferencia entre estas dos es que, pase lo que pase, de la primera nunca te olvidarás.
Sin embargo, si indagamos un poco en el segundo individuo, podemos ver que siempre acaba desapareciendo de nuestras vidas, por diferentes motivos, y es por eso por lo que no tendrá un papel importante para nosotros. Mientras que la primera persona, desde el principio dejará una pequeña huella en nosotros que, irá aumentado en función de lo feliz que nos haga.
Sinceramente, creo que una vez que somos marcados por una persona, alguien a quien le cogemos cariño, a quien queremos, a su vez se convierte en alguien de quien jamás te olvidarás.

Ese, mi querido amigo, es el motivo por el que resulta imposible olvidarse de alguien a quien quieres. Resulta imposible por el simple hecho de ser alguien a quien has conocido y que ha hecho mella en ti positivamente, como tú lo has hecho en mí.
Sí, tú eres una de esas personas increíbles que forma parte de mi vida, alguien que me hace feliz, que me hace reir cuando estoy triste, que me hace sonreir tan sólo con hablarme. Tú me haces ver el mundo de otra manera, sacas lados de mí que desconocía por completo.
Simplemente me haces ser mejor persona, no pensar en nada más cuando estoy contigo, pero sobre todo, como ya he dicho, me haces feliz, muy feliz. He aquí el motivo por el que jamás te olvidaré, porque has dejado una huella enorme en mí, porque ya formas parte de mi ser, porque te quiero.

martes, 26 de julio de 2011

Miedo a que no me quieras como lo hago yo.

Te veo a lo lejos y me acerco a ti poco a poco. Siento un escalofrío por dentro, me estremezco. Nos saludamos entre sonrisas y abrazos. Por un instante deseo parar el tiempo y no soltarte. Nos alejamos de allí lentamente mientras que, aun queriendo contarnos de todo, no decimos nada.

En mi mente, miles de ideas se pelean por sonar en voz alta, pero las mantengo en silencio, por vergüenza, por miedo. Tras un rato paseando e intercambiando palabras a la vez que miradas, llegamos a un rincón exquisito. Se trata de un pequeño escondite alejado de todo, bajo la luz de la luna llena. Tu rostro queda completamente iluminado por esta, convirtiéndote en alguien aún más deseable y atractivo.

Decidimos sentarnos sobre el frío césped. Continuamos hablando, pero esta vez tan sólo consigo leer tus labios, pues aunque intento escucharte, no consigo más que oírte por estar soñando despierta, contigo.

Al borde de un ataque de desesperación por saber que sólo nos quedan unas horas para estar juntos, te pido que cierres los ojos. Tú, como un niño pequeño, inocente, me miras asustado. Intento tranquilizarte diciéndote que confíes en mí. Al fin los cierras. Los nervios recorren tu cuerpo, haciendo que aprietes los labios fuertemente. Me acerco lentamente a ti, diciéndote que no tengas miedo. Tu respiración se acelera, y tu corazón late con más y más fuerza. Notas mi aliento sobre tu cara, comienzo a besarte suavemente las mejillas, te acaricio el rostro y bajo lentamente mi mano hacia tu cuello. Apoyo mi cabeza sobre tu hombro, rozando mi cara con la tuya como un pequeño gatito que busca mimos. Acerco mi boca a tu oreja y consigo susurrarte un “me encantas”. Vuelves a abrir los ojos, y me ves acurrucada sobre tu pecho. Me abrazas, me besas la cara con dulzura. A pesar de que deseemos besarnos, nuestras mentes nos lo impiden, por lo que continuamos acariciándonos, evitando que nuestros labios se toquen por primera vez, huyendo de un beso que, puede que nunca llegue.






El olor de tu cuerpo dibuja una silueta junto al mío. Tumbada en mi cama te observo y sonrío. Mis ojos brillan al ver que descansas tranquilamente junto a mí, como si el tiempo se hubiese parado y fuésemos a estar así para siempre.

Acaricio tu cara suavemente intentando no despertarte. Te doy un pequeño beso sobre tus labios y, acercándome sigilosamente a tu oreja, te susurro: “Te quiero”. En ese instante, tus ojos al fin despiertan y me miran, seguidos de una sonrisa y un “buenos días, Amor”.



jueves, 23 de junio de 2011

Pegar saltos en la cama, mejor si es acompañada.

Leonard Cohen - Hey, that's no way to say goodbye


Adoro esta canción, es preciosa. Espero que os guste ;)


I loved you in the morning, our kisses deep and warm, your hair upon the pillow like a sleepy golden storm. Yes, many loved before us. I know that we are not new in city and in forest, they smiled like me and you. But now it's come to distances and both of us must try. Your eyes are soft with sorrow, hey, that's no way to say goodbye.


I'm not looking for another as I wander in my time. Walk me to the corner, our steps will always rhyme. You know my love goes with you as your love stays with me, it's just the way it changes, like the shoreline and the sea. But let's not talk of love or chains and things we can't untie. Your eyes are soft with sorrow, hey, that's no way to say goodbye.


miércoles, 15 de junio de 2011

¡No al Nacionalismo Vasco!

Hoy he presenciado un acontecimiento que refleja el día a día que vivimos en el País Vasco (en este caso, concretamente en San Sebastián).
Un niño le preguntaba a su madre "¿Quiénes son esos y qué están haciendo?", refiriéndose a un grupo de personas que se manifestaba con pancartas de “Euskal presoak, Euskal Herrira”, a favor de la liberación y/o desplazamiento de los presos etarras a las cárceles de sus respectivas ciudades de origen. Mientras la madre intentaba darle una explicación (sin mojarse demasiado) que él pudiese comprender, no he podido evitar pensar en lo doloroso que debe ser para un padre/una madre hablarle a su hijo/a a su temprana edad del enfrentamiento que hay en el País Vasco entre los nacionalistas (abertzales) y los no nacionalistas (españolistas).



Es muy desolador que los pequeños donostiarras sepan desde su infancia el futuro que les espera. Un futuro en el que se encontrarán en una lucha constante por defender su ideología y sus derechos, sean del bando que sean, y además, con el tiempo, si se rigen por ideas no nacionalistas, verán que están sentenciados a estar reprimidos, por haber tenido la “mala suerte” de nacer en la autonomía equivocada, pues, los vascos vivimos en silencio bajo el manto imperativo del nacionalismo.



Esta situación que vivimos los donostiarras a diario es real y por ello no debemos ocultársela a los más pequeños.
Sin embargo, por muy real que sea, me duele tener que ver estas imágenes cada día como algo normal, imágenes como la que ha visto hoy este niño, y como otras muchas que vemos los ciudadanos donostiarras. Es por ello que sufro por no escandalizarme al ver cómo un grupo de personas se manifiestan a favor de ETA, al ver colgadas “ikurriñas” o banderas a favor de los presos, colgadas en los balcones de algunas casas, pero sobre todo sufro por tener que gritar en silencio: ¡VIVA ESPAÑA! Y por tener que conformarme con colgar mi bandera española en la pared de mi habitación, lejos de las miradas de aquellos que nos hacen callar.




Espero ansiosa el día en que esta situación cambie radicalmente, un día en el que los conflictos habrán finalizado, y podamos ser libres para poder expresar el amor que sentimos por nuestra querida patria, ESPAÑA.












Estar contigo.




Contigo veo el sol que llena toda mi ventana y no quiero despertarte aún, me gusta contemplar tu desnudez. Contigo ya la noche va cubriendo nuestros cuerpos, aún estamos piel con piel unidos y así siempre estaré contigo.






















lunes, 6 de junio de 2011

Llueve.






Miro por la ventana, me quedo apoyada sobre el marco de esta, y veo como llueve sin piedad.

En la calle hace frío, las gotas de lluvia, frías y en abundancia, caen sein cesar. La poca gente que es captada por mi mirada corre de un lado a otro, con miedo de acabar empapada.


La verdad es que, a pesar de que adore caminar en soledad sobre el frío asfalto, bajo la lluvia, hoy no es un día en el que podría pasear con tantísima calma como me gustaría. Pero, de ser así, dejaría mi cabeza y cara descubiertas para poder sentir caer la lluvia sobre mi rostro, o como mucho me cubriría con una capucha, ya que soy más bien reacia a los paraguas.

Mientras me dejo llevar por esa sensacion que me produciría sentir esa frescura y ese agua que me mojan en mi mente, pienso que, mientras tanto, observaría a la gente, caminando deprisa, huyendo de sus problemas. Entretanto, yo sería capaz de olvidarme de todo, y me dedicaría en exclusividad a observar todo lo que sucede a mi alrededor, deteniendo así el tiempo hasta que me apeteciese reanudarlo de nuevo.


domingo, 5 de junio de 2011

Abrázame.




Help Yourself - Sad Brad Smith


Quiero escuchar esta canción mientras, sentados sobre una confortable cama, cubierta por un cálido nórdico blanco, te rodeo con mis brazos y acaricio tu cara y tu pelo con mis manos, mientras tú, apoyado sobre mí, me susurras muy bajito que quieres estar el resto de tu vida junto a mí.


Quiero mirarte fijamente a los ojos, acercarme lentamente y sentir tu aliento, detener el tiempo, tocarte con mi mente, desear tu cuerpo, decirte que te quiero.


Quiero sentir el calor de tu cuerpo, el deseo mutuo de nuestra imaginación, que nuestros cuerpos sean uno cuando hagamos el amor.

Optimismo.



No hay nada como despertarse con buen pie, y saber que tienes todo un día por delante en el que, maravillosas cosas pueden suceder.



Duele...




La tristeza abunda en mi interior y me pregunto a qué se deberá este repentino sentimiento.

Tengo el incontrolado deseo de ver películas románticas, de escuchar canciones tristes, de querer sentir algo que me haga daño, para así poder sacar de una vez todo lo que tengo dentro, y que me está matando, pues por fin quiere salir al exterior.


Mi corazón ha dejado de estar en las nubes, en un paraíso ajeno a este mundo real que está lleno de sufrimiento. Una vez más ha vuelto al lugar que le corresponde, lejos de inalcanzables sueños, o de imposibles momentos que jamás llegarán.


Me encuentro ante una lista de reproducción, de canciones que hablan de sentimientos, de melancolía, de infelicidad, y, aunque cada una de ellas trate de un tema, en el fondo todas hablan de lo mismo: Corazones rotos, amores imposibles, pensamientos que se desvanecen con el paso del tiempo, besos que huyen de los sentimientos...


martes, 31 de mayo de 2011

Tú.







Le he estado dando vueltas al tema, y creo que por fin sé lo que quiero. No sabía lo que era vivir contigo, pero ahora no sé lo que es vivir sin ti.



Miro a mi alrededor, y no me gusta lo que veo, pues le tengo echado el ojo a algo, y me he dado cuenta de que es lo único que realmente me interesa, tú. Tú me haces feliz, e infeliz cuando no sé de ti.



Quiero que seas el último en darme las buenas noches y aquel que me abrace a la hora de dormir. Y, también quiero que seas lo primero que vea nada más despertar...

jueves, 26 de mayo de 2011

Forever Young*





Cuando las cosas se ponen feas, no viene mal echar un vistazo al pasado. Recordar aquellos años inocentes en los que tu única preocupación era terminar los deberes lo antes posible para así poder bajar a la calle a jugar.




¡Qué bonita es la infancia! Compartir sonrisas, compartir tus caramelos, horas de juego, de estudio, o mejor dicho, tiempo que invertiamos en pintar, tu primer beso, ese arañazo que todos hemos tenido por culpa del malo de la clase (en mi caso, mala)...





Y entonces volvemos a la realidad. Sí, es maravilloso recordar el pasado de vez en cuando para saber apreciar lo que tenemos y ver en lo que nos hemos convertido, a pesar de que muchas veces no nos guste, pero al fin y al cabo, el pasado, pasado está, y debemos afrontar que hace mucho que dejamos aquellos años inocentes atrás.




Una vez más, vuelve a suspirar, pues tus preocupaciones seguirán ahí, no se esfumarán porque te columpies durante un rato, o porque intentes sacar al niño que llevas dentro.




























martes, 24 de mayo de 2011

N.

Querido, no sufras. Sé que en ocasiones los problemas pueden venir todos de golpe, pero yo estoy aquí para ayudarte y protegerte de la angustia que estás sufriendo actualmente.



Tienes en mí un apoyo y todo lo que quieras. Yo seré la que te dé conversación cuando así lo desees, la que te mime, la que te escuche, la que te tranquilice, la que te haga reir, la que te haga olvidarte de todo lo demás, la que te "abrace" para que puedas dormir.


No te preocupes, yo tiraré de ti.



A.













lunes, 16 de mayo de 2011







Quiero bailar contigo hasta el amanecer. Que nuestros cuerpos se toquen, tu piel me roce y hacer el amor toda la noche.


Susúrrame suavemente, acaríciame y desliza tu mano sobre mi cuerpo lentamente. Esta noche seré la dueña de tu cuerpo, y luego, amaneceremos abrazados, nuetros cuerpos enlazados bajo el manto de unas sábanas blancas. Ahora quiero que me beses, bésame dulcemente. Bueno días, Amor.








Me adoro.

-Andrea, dinos en una palabra qué es lo que te diferencia de los demás.



-TODO.







video







video

domingo, 15 de mayo de 2011




Gente que va, gente que viene...pero yo siempre permaneceré quieta en el mismo lugar por si alguien me necesita.








http://www.youtube.com/watch?v=OkyrIRyrRdY





Magnífica canción =)

sábado, 14 de mayo de 2011

Shhh!







Adoro el crujido que se oye cuando muerdes un helado



Bones - Editors.


http://www.youtube.com/watch?v=S1SG1hQObm0




miércoles, 13 de abril de 2011

La Primavera ha llegado a la ciudad =)

Huele a Primavera y la alegría me invade por dentro. Me maravilla pasear por calles llenas de colores, con grandes árboles que me protegen del sol con sus flores.





miércoles, 30 de marzo de 2011


Tendido sobre su frágil pecho, sentí unos latidos que a penas podía escuchar. Eran débiles y ella lo sabía. Ella sabía que se acercaba el final.




Intentaba aferrarse a este mundo con todas sus fuerzas, no quería que ese momento acabase nunca.


Nuestras manos estaban enlazadas, quería sentir el tacto de su cuerpo una vez más, recordar su cálida piel por última vez.




Pocos minutos después, con los ojos humedecidos y entre lágrimas, se despidió y, finalmente, se fue, para siempre.






domingo, 27 de marzo de 2011


Me llevas por el mal camino. Tan sólo me permites andar en la oscuridad, sin dejar que toque la felicidad, ni si quiera que roce la luz.






martes, 15 de marzo de 2011



Y desde allí, escondido en aquella esquina, podía observarla.


Ella, tranquila, con su mirada enfrascada en un libro de color azul marino, cuyas páginas pasaba suavemente con un ligero toque de su sofisticada mano, en cierta ocasión se apartaba los mechones que le caían sobre la cara y que, le impedían seguir leyendo aquella historia de amor que tan absorta le tenía.





Andrea.








lunes, 14 de marzo de 2011

Manos desnudas recorren mi espalda. Caricias desconocidas al final de una noche de desenfreno.

Deseos nocturnos que se vuelven insaciables, pues siempre esperas algo más.


A la mañana siguiente, arrepentido, cabizbajo, regreso a mi cálido hogar. Y entonces vuelve ese recuerdo, esa persona a la que aun no he conseguido olvidar.

A parte de esa imagen, el único pensamiento que consigue atraer mi mente es ese consejo que una vez me dieron, y que tan difícil me resulta llevar a cabo: Sigue intentándolo cuantas veces quieras, pero será el tiempo el que te dé tregua.

No busques en otras el calor de su cuerpo que tanto añoras.





miércoles, 9 de marzo de 2011

Una calada tras otra intentando no pensar. Con cada calada que doy a mi cigarro, dejo un sueño atrás...


martes, 25 de enero de 2011

Un ALGUIEN especial*

Caricias que se esconden de las miradas de la gente. Palabras que gritan en silencio. Miradas que producen escalofríos desde el cuello, hasta el final de la espalda. Olores que dejan huella. Y mientras tanto, una lista interminable de canciones suena de fondo. Canciones que algún día significarán algo, o que te recordarán a ese alguien que un día te acarició, te susurró, y te miró de tal forma que hizo que te diesen escalofríos.





sábado, 22 de enero de 2011

...Y sopla las velas!

Pide un deseo. Yo haré lo posible porque se haga realidad. Cierra los ojos lo más fuerte que puedas. Concéntrate, no dejes que nada ni nadie invada tu mente. Respira, déjate llevar por ese sueño y aférrate a él, no lo dejes escapar...




Ahora tan sólo vuelve a la realidad. Uno, dos, tres...ya! ¡Sopla! Sopla tan fuerte como te sea posible. Deja que tu sueño se deslice poco a poco con tu aliento, hasta que llegue al lugar de los sueños...







lunes, 17 de enero de 2011



Dices que sientes el deseo de tenerme cerca. Que te distancias, por miedo a perderme. Que soy la flor que alumbra el jardín. Que sí, que sí, que bien, que me encanta escucharte, adoro sentirte, verte moverte. Y soprenderte de pronto haciéndote cosquillas en las rodillas.